Aportas Criquet

Jueves, 25 Septiembre   

En esta seccion vamos a analizar las reglas y la informacion basica del juego, para que apostar Criquet por internet sea mas sencillo…

Reglas y práctica

Para la práctica del críquet se requiere un terreno rectangular de aproximadamente 160 m de largo y 150 m de ancho. Los equipos, formados cada uno por once jugadores, tienen como principales componentes al lanzador y al bateador. La pelota, de 23 cm de diámetro y 160 g de peso, está recubierta de una dura capa de cuero con núcleo de corcho y algodón. El bate tiene una longitud de unos 95 cm y una cara plana de 11 cm de ancho para golpear la pelota.

Las metas o porterías (wickets) están compuestas por tres estacas clavadas en la tierra, de una altura máxima de 71 cm y separadas 10 cm, sobre los cuales descansan dos travesaños de madera, llamados bails. Las metas se colocan en el centro del terreno, a 20 m de distancia una de otra. Después del sorteo, un equipo sitúa un receptor en cada una de ellas, en tanto que el otro equipo coloca un lanzador.

El partido consta de dos entradas, en las que, por turno, diez jugadores del mismo bando batean la pelota.

Los lanzadores deben intentar derribar los bails, y si lo logran, el bateador es eliminado; los bateadores tratan de defenderlos, rechazando la pelota y mandándola lo más lejos posible. El tiempo invertido por la trayectoria de la pelota es aprovechado por el bateador para dar vueltas al campo e intercambiar el puesto con su compañero de la portería contraria; el objeto no es otro que apuntarse tantas carreras como sea posible. Mientras, los jugadores del equipo contrario intentan tirar con la misma pelota los bails y, si lo logran antes de que el corredor acabe su vuelta, éste es eliminado. La entrada termina cuando todos los jugadores quedan eliminados, y entonces se procede a jugar la segunda entrada, en la que ambos equipos invierten sus papeles. Finalizado el encuentro, obtiene el triunfo el equipo que ha obtenido más carreras.

Como un partido puede durar varios días, se suele establecer un tiempo límite para el juego disputado en una jornada y se reanuda el encuentro al día siguiente.